martes, febrero 21, 2006


Hoy en día me ahogué en la pena y la gloria de haberte conocido, de saber que siento algo por ti, y de saber que estas tan lejos, pero tan lejos, de saber que eres mágica, intensa, talentosa, y que con solo conocer tus fotografías borrosas puedo comerte el alma y enloquecer en un abrir y cerrar de ojos. Tu la que tiene un nombre difuso y tal vez no existas en realidad, tu tan misteriosa que apareces cuando realmente lo necesito.

1 comentario:

  1. Que ondas Eli, pues que chido que te haya caido el texto como anillo al dedo, lo escribi para salir de mi rutinaria labor de escribir cosas decadentes y obtusas, jajaja, echale ganas a tu estrella lejana, a veces no son tan lejanas cuando se quiere...

    ResponderEliminar